facebook

Mascarilla de manzana y canela para piel grasa

Gracias a las propiedades de sus ingredientes, si utilizamos esta mascarilla natural dos o tres veces a la semana conseguiremos controlar la producción de grasa en el cutis, así como otros beneficios.
Mascarilla de manzana y canela para piel grasa
Mascarilla de manzana y canela para piel grasa
Mascarilla de manzana y canela para piel grasa

La mascarilla de manzana y canela es un preparado 100% natural que, tras ser aplicado en la piel, disminuye el exceso de producción de grasa, por lo que facilita la limpieza de los poros y la eliminación de impurezas.
Ambos ingredientes tienen propiedades astringentes, hidratantes y antibacterianas.

La canela es una especia aromática que se ha utilizado desde hace siglos como ingrediente básico en la elaboración de remedios alternativos, productos para el hogar y cosméticos.
Contiene sustancias antiinflamatorias, antibacterianas y rejuvenecedoras que, tras ser absorbidas en la piel, previenen los signos tempranos de la edad.

La manzana es una fruta que se ha valorado desde la antigüedad por su alto contenido de nutrientes esenciales y aplicaciones cosméticas y medicinales.

Tiene una alta concentración de antioxidantes, como los flavonoides y la vitamina C, reconocida por su capacidad para proteger la piel frente a los radicales libres.

Para preparar esta mascarilla astringente de manzana y canela solo debes formar una pasta espesa, con una textura similar a una crema.

Asegúrate de aplicarla sobre el rostro limpio, libre de maquillaje, dado que es la mejor forma de aprovechar todos sus nutrientes.

Ingredientes:
+ ½ manzana sin cáscara,
+ 1 cucharadita de miel (7.5 g),
+ 1 cucharadita de canela (5 g),
+ 1 cucharada de avena (10 g).

Preparación
1. Corta la manzana en trozos más pequeños para facilitar el licuado. Añádela el vaso de la licuadora y procésala junto con la miel y la canela hasta obtener una pasta cremosa. (pero tambien puedes solo rollar la manzana. como puedes ver en la foto, en este modo la mascarilla funciona también).
2. Agrega la avena, humedece con un poco de agua, y continúa batiendo hasta que todos los ingredientes queden bien integrados. Si haces esta mascarilla sin licuadora, puedes solamente mezclar la avena con mezcla de manzana.
3. Tras obtener la consistencia deseada, procede a aplicarla en el rostro.

Modo de aplicación
1. Toma la cantidad necesaria de este preparado y frótalo por todo el rostro, teniendo cuidado con el contorno de los ojos.
2. Extiende el producto por el cuello y el escote para conseguir mejores resultados.
3. Deja que actúe de 10 a 15 minutos y enjuaga con agua tibia.
4. Repite su uso dos o tres veces a la semana.

Fuente: Eric Navarro


¡Comparte esta publicación!

Top