facebook

Un truco eficaz que dejará tus toallas viejas como nuevas

¿Te gustaría que esas toallas de baño viejas que tienes en tu hogar volvieran a estar tan suaves como la seda?

En ese caso puedes recurrir a los trucos caseros, que te ayudarán a conseguir tu objetivo sin que tengas que invertir dinero en carísimos productos de limpieza.

Es un truco casero es muy fácil de preparar y super económico. Y deja las toallas viejas muy suaves y evita que las nuevas devuelvan áspera.

Si quieres disfrutar de unas toallas de baño súper suaves puedes recurrir al amoníaco, el cual se encuentra a la venta en cualquier supermercado por poco dinero y permite no solo suavizar las toallas, sino también eliminar las manchas y los gérmenes y bacterias.

Ingredientes:
+ medio vaso de amoniaco,
+ el jabón para lavar las toallas que uses de forma habitual.

Pasos a seguir
1. La gran ventaja de este tip para el hogar destinado a suavizar las toallas de baño es su sencillez.
2. Para ponerlo en práctica lo único que tendrás que hacer será introducir las toallas dentro de la lavadora y colocar el gel en su cubilete junto al medio vaso de amoniaco.
3. Hecho esto pon la lavadora en marcha y espera a que termine.
4. Cuando las toallas se sequen podrás comprobar que están mucho más suaves y que, además, algunas de las manchas que tenían antes de entrar en la lavadora han desaparecido por completo.
5. Recuerda que podrás recurrir a este remedio casero siempre que necesites suavizar tus toallas viejas para que parezcan recién compradas.
6. Si no tienes amoniaco en casa puedes sustituirlo por vinagre blanco, ya que el resultado será muy similar.

Fuente: Trucos de hogar caseros

toallas viejas como nuevas
Toallas viejas como nuevas
Toallas viejas como nuevas


Top