facebook

Tarta fría de chocolate blanco

Con esta receta veremos cómo hacer una deliciosa tarta fría de chocolate blanco. Es una rica tarta SIN HORNO muy fácil y rápida de preparar con la que sorprenderéis a vuestros invitados. Podéis prepararla el día anterior y reservarla en el frigorífico.

Es una tarta ideal para cualquier ocasión y desde luego para Navidades, fiestas y cumpleaños…


Ingredientes:
+ 150 g de chocolate blanco,
+ 250 ml de leche,
+ 500 ml de nata para montar = crema de leche,
+ 130 g de azúcar,
+ 250 g de queso crema tipo Philadelphia, Mascarpone,…
+ 2 sobres de cuajada o 2 sobres de gelatina neutra o 12 hojas de gelatina o 5 g de agar agar,
+ 1 paquete de galletas tipo maría,
+ 100 g de sirope de chocolate o de caramelo,
+ Bolitas de chocolate para decorar,
+ Molde desmontable de 23 cm.

Preparación
1. Comenzamos preparando el molde. Para ello colocamos papel de hornear en la base y vamos distribuyendo una capa de galletas. Echamos sobre ellas un chorro de sirope de chocolate y colocamos otra capa de galletas comenzando por la mitad de una de las galletas de la capa anterior.
2. Repartimos otra capa de sirope y una última capa de galletas. Para desmoldarla mejor podemos colocar una tira de acetato o papel de hornear por el borde del molde.
3. Continuamos poniendo a calentar la leche en un recipiente. Añadimos el azúcar y removemos. Incorporamos la nata, mezclamos y esperamos a que tome temperatura. Añadimos el chocolate y el queso crema, removemos hasta que se disuelvan y añadimos los sobres de cuajada.
4. Cocinamos a fuego medio sin parar de remover unos 5 ó 6 minutos más hasta que quede una crema más espesa. Retiramos y vertemos en el molde. Utilizaremos una cuchara dada la vuelta para verter sobre ella la crema, de este modo evitaremos que se levanten las galletas. Si alguna se levanta la bajamos.
5. Dejamos que enfríen y después la reservamos en el frigorífico. Debemos tener un mínimo de 3 ó 4 horas, aunque es mejor de un día para el otro. Antes de servir soltamos el aro y quitamos el acetato. Quitamos la base del molde y colocamos la tarta sobre una fuente. Decoramos con las bolas de chocolate distribuyendolas equitativamente por la superficie.

Fuentes: cocinaenvideo.com, Tonio Cocina


¡Comparte esta publicación!

Top