facebook

Cómo reemplazar el azúcar por miel para tener postres sanos. Tabla de reemplazo

El azúcar refinado o azúcar blanco, si bien es el endulzante más común, consumido en exceso resulta perjudicial para nuestra salud, aumentando nuestros niveles de glucosa en la sangre y pudiendo conducir a padecer condiciones como la obesidad o la diabetes.

La miel es una alternativa mucho más saludable al azúcar pues aporta a nuestra salud una serie de importantes beneficios. Sin embargo hay tres cosas que debes tener en cuenta al momento de endulzar con miel.

Cómo reemplazar el azúcar por miel para tener postres sanos. Tabla de reemplazo

La diferencia entre cocer al horno con miel y azúcar
1. La miel es un potente edulcorante, por eso hay que utilizar menos cantidad que azúcar.
2. Si utilizas miel para hacer postre debes poner menos de otros líquidos en su receta.
Al sustituir la miel de azúcar, va a añadir más líquido a su receta, porque la miel es de aproximadamente 20 por ciento de agua. Para compensarlo, tendrás que reducir la cantidad de los otros líquidos en su receta.
Por cada una taza de azúcar que está sustituyendo, reducir los otros líquidos por 2 cucharadas. Si desea reemplazar ½ taza de azúcar con miel, a continuación, reducir los otros líquidos por 1 cucharada. Si desea reemplazar menos de ½ taza de azúcar, entonces no es necesario para reducir los otros líquidos.
3. Baja temperatura del horno en 25 grados.
Debido a que la miel tiene un mayor contenido de azúcar se cocina más rápido y más fácil que puede quemar el azúcar. Tendrá que bajar la temperatura del horno por 25 grados para compensar por ello.
4. Añadir bicarbonato de sodio.
La miel es mucho más denso que el azúcar granulado, por eso tus postres puedan hacerse más duros y menos esponjosos. Para evitarlo hay que por cada taza de miel que utilizas en una receta, añadir ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio ayudará a que su masa aumente mejor.

Cómo reemplazar el azúcar por miel para tener postres sanos. Tabla de reemplazo

La tabla de reemplazo:
2 tazas de azúcar = 1 y 1/2 de tazas de miel
1 taza de azúcar = 3/4 de taza de miel
1/2 taza de azúcar = 1/3 de taza de miel
1/3 taza de azúcar = 5 de cucharadas de miel
1/4 taza de azúcar = 3 de cucharadas de miel
1 cucharada de azúcar = 3/4 de cucharada de miel
1 cucharadita de azúcar = media cucharadita de miel


Fuentes:
Claudia Zuñiga, comida.uncomo.com, thefrugalchicken.com


Top