facebook

Usos inesperados del almidón de maíz (maicena)

El almidón de maíz es un producto que puede encontrarse en la mayoría de los hogares del mundo. A pesar de utilizarlo comúnmente para preparar galletas y espesar salsas, este producto puede ayudarte a resolver muchas otros aspectos de la vida cotidiana. Si quieres simplificar tu vida y ahorrar tiempo y dinero en las tareas domésticas, no te pierdas estos asombrosos usos del almidón de maíz.
Usos inesperados del almidón de maíz (maicena)
Usos inesperados del almidón de maíz (maicena)

1. Limpiar las ventanas
Mezcla una cucharada de almidón de maíz con el jugo de medio limón, media taza de vinagre y media taza de agua. Coloca la preparación en una botella con atomizador y úsala para dejar tus vidrios reluciente.

2. Quitar el exceso de cera en los muebles de madera
Luego de colocar cera sobre tus muebles de madera, rocialos con un poco de almidón de maíz y lustra. Así podrás limpiarlos con mayor facilidad. Este método también funciona para lustrar automóviles.

3. Lustrar objetos de plata
Forma una pasta de almidón de maíz y agua, y cubre con ella tus objetos de plata cuando ya no se vean brillantes. Espera a que la mezcla se seque, quítala con un paño seco y lustra.

4 Desodorizar los zapatos
Si transpiraste mucho y tus zapatos tomaron mal olor, puedes hacer que huelan bien nuevamente colocando un poco de almidón de maíz dentro de ellos. Deberás dejarlo reposar durante la noche. La maicena también se ocupará de absorber la humedad. Antes de volver a usar tu calzado, agítalo para quitar el polvo.

5. Quitar manchas de tus alfombras
Si derramaste comida sobre tu alfombra, puedes remover la mancha de grasa o aceite rociando un poco de almidón de maíz sobre ella. Deja reposar por 20 minutos y aspira. Verás que la mancha habrá desaparecido.

6. Planchar la ropa
Diluye una cucharada de maicena en medio litro de agua para obtener un almidón casero. Coloca la preparación en una botella con atomizador y rocíalo sobre las telas antes de planchar, al igual que lo harías con los productos comerciales.

7. Desatar nudos
Si tus cordones o lazos se enredaron demasiado, espolvorea un poquito de almidón de maíz sobre el nudo. Esto te ayudará a desatarlos con mayor facilidad.


Fuentes:
labioguia.com, mejorconsalud.com, Vivir Sano


¡Comparte esta publicación!

Top